Recomendaciones que debes tomar en cuenta si tendrás sexo anal por primera vez

Probar cosas nuevas en la intimidad, bien sea sol@ o con tu pareja, puede resultar muy placentero, y el sexo anal es sin duda alguna una de esas prácticas que debes incorporar a tu menú sexual, pues te permitirá experimentar sensaciones realmente fascinantes.

El sexo anal puede ser algo increíble si sigues los siguientes pasos

  • Tómate las cosas con paciencia y ve poco a poco

La estimulación correcta del ano debe darse de forma gradual, no puedes penetrar fuertemente a las primeras de cambio, ahí si sería normal que haya dolor. Lo mejor es comenzar con caricias por la zona, si tu pareja o tú no sienten molestia, se puede avanzar con suavidad hasta meter sutilmente un dedo, los besos y el uso de la lengua también pueden ayudar a relajar y dilatar el ano, para que posteriormente pueda abrirse a la penetración con dos o más dedos, hasta llegar a los juguetes.

Una vez que el ano permita sin molestias la utilización de juguetes, se puede ir aumentando el tamaño de los mismos o la profundidad hasta que no haya problema al momento de introducir un consolador grande o el pene. Una vez el pene esté adentro, penetra cuidadosamente y en el caso de haber dolor, se debe retirar de forma muy lenta, si hay comodidad, se puede repetir las veces que se desee, es cuestión de entrenar el músculo y practicar.

  • Usa siempre un preservativo

El ano es un área donde habitan muchas bacterias y que además puede rasgarse internamente con facilidad, causando sangrados casi imperceptibles, lo mejor es utilizar un preservativo, sobre todo si no lo harás con tu pareja sexual estable.

Con el uso del condón se puede prevenir el contagio de enfermedades de transmisión sexual como el VIH, además de que es una medida de higiene que permitirá disfrutar con total seguridad y sin preocupaciones, por lo que la experiencia será mucho más placentera.

  • Un gran aliado

Tu mejor amigo a la hora de tener sexo anal puede ser el lubricante, a diferencia de la vagina, el ano no posee lubricación vaginal, por lo que un buen lubricante facilitará las cosas, así el miembro podrá deslizarse más fácil y haya mayor placer, por lo que el roce del pene con las paredes anales será muy cómodo y ambos disfrutarán de un momento gratificante.

  • Si se practica de forma correcta, el sexo anal no debe doler

Relájate, es lo primordial, así el esfínter y el recto podrán estar también relajados y antes que nada, debes confirmar que estás seguro de vivir la experiencia, de sentir deseos de hacerlo y no solo acceder por presión o por “complacer a tu pareja”.

La masturbación anal, el lubricante y el preservativo son elementos que harán del sexo anal algo de tu agrado, y si de casualidad llegase a doler, hay dos opciones, sigues estando muy tens@ por el momento, o tienes alguna pequeña lesión en el recto o ano, de sospechar esto último, detente de inmediato y acude a tu médico de confianza para tratar este tema, sin sentir ningún tipo de vergüenza, pues es algo normal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Este sitio web utiliza cookies. Los usamos para brindarte la mejor experiencia. Si continúa utilizando nuestro sitio web, asumiremos que está feliz de recibir todas las cookies en este sitio web. Más información