Razones por las que las mujeres deben experimentar el sexo anal

El sexo anal es una práctica sexual que ha tomado mucha fuerza en la última década y es muy probable que te cause curiosidad, si sientes que te llama la atención y te has preguntado ¿duele? ¿es muy incómodo? ¿sentiré placer y llegaré al orgasmo? Puedes tener la seguridad de que probarlo te va a traer beneficios y aquí te damos varias razones

Cuatro razones para que te atrevas a probar el sexo anal la próxima vez que te excites

1) Las posibilidades de un embarazo son casi nulas
El pene estará “lejos” de la vagina, por lo que las probabilidades de que un espermatozoide llegue hasta el ovulo son casi nulas. Esto representa un gran beneficio si una de tus grandes prioridades al disfrutar de tu vida sexual es quedar embarazada, son muy pocos los casos en los que el semen llega hasta el conducto vaginal.


2) Mayor intimidad con tu pareja
Cuando se practica el sexo anal, el ambiente entre ambos se torna muy personal y especial, cosas como las posturas y ángulos en los que pongas o veas a tu pareja puede resultar sumamente excitante.
Varias encuestas han demostrado que las mujeres perciben una mayor conexión con su pareja luego de vivir esta experiencia, por lo que le añaden al sexo anal un impacto emocional positivo en las relaciones sexuales y relaciones amorosas.


3) Las mujeres pueden lograr orgasmos sensacionales
Es común que las mujeres tengan la creencia de asociar el sexo anal con dolor y molestia. Sin embargo, se ha demostrado que se puede conseguir un gran orgasmo anal, así es, existen los orgasmos anales.
La ginecóloga Sheila Loanzon explica que esto es posible debido a que “Las mujeres comparten nervios entre la vagina y la pared anterior del recto, por lo que se puede alcanzar gran excitación a través de la estimulación del recto”.
Otra prueba de este punto es que se ha demostrado que los nervios del clítoris alcanzan a llegar al ano, una razón más para que desde atrás pueda ser estimulado.


4) Prueba con nuevos juguetes
El sexo anal se presta para experimentar y aprender muchas cosas nuevas, aunque al principio da un poco de miedo, lo recomendable es no probar de buenas a primeras con la penetración, para ello puedes acudir a la ayuda de diversos juguetes sexuales especialmente diseñados para esa área.
Si no quieres sentir nada extraño a tu cuerpo, puedes ir probando con un dedo, luego tal vez dos, y seguidamente pasas a bolas anales o plugas, existen desde tamaños muy chicos para principiantes, ya luego puedes ir aumentando su tamaño, velocidad de vibración y profundidad de penetración, hasta que llegues a dar el gran paso de permitir que tu pareja te penetre,


Por último, recuerda que para muchas personas éste tema es un tabú, por lo que debes ser muy sutil a la hora de proponer esta práctica y recuerda siempre que lo primero es la higiene, el uso del preservativo para evitar infecciones de transmisión sexual y la comunicación, la cual es muy importante, avísale a tu pareja si sientes dolor o incomodidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Este sitio web utiliza cookies. Los usamos para brindarte la mejor experiencia. Si continúa utilizando nuestro sitio web, asumiremos que está feliz de recibir todas las cookies en este sitio web. Más información