Higiene necesaria para practicar sexo anal

La higiene dentro de las relaciones sexuales es un tema de máxima importancia y al cual se le debe dedicar toda la atención y el tiempo necesarios, y no es para menos, las relaciones de sexo anal son especialmente delicadas e incluso pueden ser muy peligrosas si no se realizan bajo una previa información y conocimiento.

Una higiene adecuada de la zona, junto con los cuidados necesarios, van a a permitir disfrutar del sexo anal sin ningún tipo de riesgo y de manera muy limpia, a continuación hablamos acerca de la higiene y cuidados involucrados en la practica de sexo anal.

Higiene y cuidados en el sexo anal

Limpieza previa: El sexo en general involucra el intercambio de fluidos corporales, en el caso del sexo anal además se corre el riesgo de tener contacto con desechos de heces, las cuales a su vez, aparte de ser desagradables, son también portadoras de bacterias que pueden resultar en infecciones si entran en contacto con mucosos o heridad.

Se debe por lo tanto, hacer una limpieza previa preferiblemente con un edema, igualmente se debe tener una alimentación alta en fibra y no haber consumido alimentos al menos en la última hora previa a la relación.

Utilizar lubricante: El ano no es un órgano sexual directamente y no está preparado para tal función, por lo que no produce de manera natural la lubricación necesaria para manejar la fricción producida en el acto de la penetración, esto además de doloroso, puede ocasionar incluso micro fisuras o heridas que se pueden infectar y ser muy peligrosas.

Usar un lubricante, preferiblemente a base de agua, es una de las mejores decisiones que se pueden tomar antes de iniciar la practica del sexo anal.

Dilatación gradual: Es necesario ir “acostumbrando” al año para que permita la introducción del pene, ese es un proceso que puede llevar desde unos minutos hasta varios días, para hacerlo se pueden utilizar pequeños juguetes sexuales que van aumentando de tamaño o incluso se pueden usar los dedos para hacer una dilatación previa.

Esto es especialmente útil para evitar una lesión externa o incluso interna dentro del recto.

Uso del condón: Utilizar condon cuando se practica sexo anal debería ser una norma general, tanto entre parejas estables como en parejas momentáneas, y es que sus beneficios son múltiples, disminuye el riesgo de infecciones, elimina el riesgo de micro fisuras y sobre todo, reduce el riesgo del contagio de enfermedades de transmisión sexual.

De hecho, el VIH es cuatro veces mas propenso a transmitirse por sexo anal, debido a las micro fisuras provocadas en el acto.

No intercambiar fluidos: Una práctica muy común es sacar el pene del ano e introducirlo en la boca o vagina de la pareja, esta acción es potencialmente riesgosa ya que se están transportando bacterias a otras partes.
Limpieza final: Una vez realizada la practica de sexo anal, se debe hacer una limpieza exhaustiva de las partes y juguetes involucrados, para eliminar cualquier suciedad proveniente de esa área y que pueda estar contaminada de bacterias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Este sitio web utiliza cookies. Los usamos para brindarte la mejor experiencia. Si continúa utilizando nuestro sitio web, asumiremos que está feliz de recibir todas las cookies en este sitio web. Más información